Dopaje: ¿cuáles son los principales productos dopantes utilizados en el culturismo?

DBal, le Dianabol de chez CrazyBulk

En todas las disciplinas deportivas se aspira a ser el mejor. El culturismo no es una excepción a esta regla. Además del ejercicio intenso y los programas dietéticos específicos, muchos culturistas utilizan fármacos para mejorar su rendimiento. Sin embargo, estos productos son muy controvertidos y están prohibidos por las autoridades deportivas. Conozcamos los principales productos dopantes utilizados en el culturismo.

Ordena D-Bal ahora, una alternativa libre de riesgos a los productos dopantes

¿Qué es un producto dopante?

Definición

Un producto dopante es una sustancia que se administra al organismo para llevarlo más allá de sus límites. El cuerpo humano es limitado por naturaleza. La fatiga, la falta de potencia y de concentración pueden convertirse rápidamente en incapacitantes para un deportista de alto nivel.

Les produits dopants en musculation
Los culturistas recurren al dopaje para multiplicar por diez su masa muscular.

Los laboratorios han desarrollado productos milagrosos para potenciar el cuerpo humano. La mayoría de las veces, estos productos se sintetizan en laboratorios. A diferencia de los extractos naturales, su estructura molecular ha sido modificada para producir efectos extremadamente potentes.

Función

En el culturismo, el objetivo principal del culturista es esculpir un cuerpo potente y muy musculoso. Los culturistas utilizan fármacos para desarrollar al máximo sus músculos. Los principales productos de esta categoría utilizados en el culturismo son los anabolizantes.

Sin embargo, para maximizar el desarrollo muscular, también necesitan multiplicar por diez su fuerza. Al aumentar su resistencia y potencia, pueden superarse rápidamente a sí mismos. Obtendrán resultados excepcionales en poco tiempo. Se trata de un atajo para alcanzar sus objetivos lo antes posible.

Historia de los productos dopantes en el culturismo

La utilización de productos dopantes no es nueva en el mundo del culturismo. Desde el desarrollo de esta disciplina a escala internacional, muchos practicantes se han dopado.

En los años 30, los culturistas apreciaban las propiedades estimulantes de la anfetamina. Eugène Sandow fue uno de los culturistas que más utilizó la anfetamina para aumentar su rendimiento. Desde entonces, muchos culturistas profesionales han recurrido a estos productos milagrosos.

Los productos dopantes para el culturismo disfrutaron de un auge considerable en el periodo de posguerra, con Adolf Butenandt desarrollando el primer esteroide anabolizante en 1931. Extrajo la androsterona de la orina.

Se probaron numerosas versiones de testosterona en culturistas. Steeve Reeves fue uno de los primeros profesionales en experimentar con ellos durante su carrera. Poco a poco, los esteroides fueron ganando terreno y su uso se generalizó en los años 70 y 80.

Las industrias especializadas en productos de musculación se concentraron entonces en producir el mejor esteroide. Los esteroides que se comercializan hoy en día son mucho más eficaces que sus predecesores. Sin embargo, no son menos peligrosos.

Los productos dopantes más utilizados por los culturistas

Un producto se considera dopante cuando la Agencia Mundial Antidopaje lo considera ilegal. Varios productos entran en esta categoría y su uso está prohibido, especialmente en el mundo de la competición.

Existen tres tipos en el culturismo.

Esteroides anabolizantes

Un esteroide anabolizante es una sustancia que acelera el desarrollo de la masa muscular. Son hormonas esteroides basadas en la testosterona. Esta hormona sintética se inyecta en el cuerpo del culturista para acelerar la síntesis de proteínas en las células musculares.

Los laboratorios especializados han desarrollado muchas variedades de esteroides. Sin embargo, un exceso de testosterona puede tener efectos secundarios. El Dianabol es uno de los más utilizados: esta sustancia ha sido sintetizada para reproducir los efectos anabólicos de la testosterona limitando al mismo tiempo sus efectos secundarios.

Les produits dopants en musculation
La función de los esteroides anabolizantes es acelerar el anabolismo.

Betaestimulantes

Los estimulantes son sustancias que se toman para aumentar el tono y la vitalidad. Los deportistas suelen utilizarlos para mejorar su rendimiento durante las sesiones de entrenamiento. También les ayudan a relajarse durante los periodos de recuperación.

A principios del siglo XX, las anfetaminas eran utilizadas habitualmente por los culturistas como agente dopante, pero además de ser adictivas, tienen efectos nocivos para la salud. Por ello, han surgido otros productos como el Clenbutrol. Tienen menos efectos indeseables, pero siguen siendo muy peligrosos e ilegales.

Hormona del crecimiento

Desarrollada para tratar enfermedades genéticas,la hormona del crecimiento tiene un gran éxito entre los deportistas de alto nivel. La principal ventaja de esta sustancia es que es difícil de detectar. De hecho, el producto se vuelve prácticamente indetectable pocos instantes después de su ingesta. De ahí el interés de los competidores por utilizarla.

Sintetizado en laboratorio, este producto acelera el crecimiento muscular. Tiene las mismas propiedades anabolizantes que los esteroides. La diferencia radica principalmente en sus efectos secundarios.

Los peligros del dopaje

Si los productos dopantes están prohibidos por la ley, es principalmente por el peligro que representan para la salud. Varios culturistas han tenido que poner fin a sus carreras por problemas de salud. Si los efectos a corto plazo son alarmantes, los efectos a largo plazo son igual de inquietantes.

Trastornos hormonales

La mayor parte del dopaje culturista se basa en hormonas sintéticas y es la causa de trastornos hormonales.

El consumo excesivo de testosterona limita la producción natural de esta hormona en el organismo. El principal efecto es la atrofia testicular. Esto provoca problemas sexuales como la impotencia o la falta de libido. También pueden observarse problemas de comportamiento, como agresividad o depresión.

El consumo de estimulantes también afecta a la producción de adrenalina. Esta hormona se segrega cuando el cuerpo se siente en peligro. Naturalmente, el cuerpo humano sólo utiliza esta hormona en casos excepcionales. Con el uso diario, se produce rápidamente fatiga muscular. A largo plazo, esto afecta a todo el organismo.

Enfermedades hepáticas

Los anabolizantes son muy perjudiciales para el organismo en su conjunto. Lo son aún más para el hígado, que se ve sometido a una gran tensión. De hecho, la sobreproducción de enzimas hepáticas para digerir estos productos altera el funcionamiento de este órgano.

A largo plazo, aparecen efectos más devastadores. Desde la hipertrofia hepática hasta el cáncer de hígado, las consecuencias son a menudo fatales. Los daños infligidos a este órgano suelen ser irreversibles.

Enfermedades cardiovasculares

La testosterona es responsable en gran medida del funcionamiento del corazón. Por lo tanto, el consumo de esteroides provoca daños en el sistema cardiovascular. Aunque la hipertensión o los accidentes cerebrovasculares pueden producirse en cualquier momento, hay otras consecuencias más graves que deben tenerse en cuenta.

A corto plazo, la dificultad respiratoria puede ser consecuencia del fenómeno del «corazón grande». A largo plazo, al alterar la membrana mitocondrial y provocar fibrilación auricular, puede producirse insuficiencia cardiaca en cualquier momento.

Les produits dopants en musculation
El dopaje provoca daños irreversibles para la salud.

Adicción

El mayor peligro de los esteroides es su naturaleza adictiva. Psicológicamente, el deportista – contento con los resultados obtenidos – querrá tomar más. Sin embargo, el cuerpo se acostumbra a los efectos de estos productos y el síndrome de abstinencia aparece muy rápidamente.

El consumo de estos productos se convierte rápidamente en un círculo vicioso, porque cuanto más se consume, más se necesita. El daño que estos productos causan al organismo aumenta cuanto más tiempo se toman. Además, la mayoría de estos efectos son irreversibles.

¿Productos dopantes o complementos alimenticios?

Existen otros productos más sanos, no prohibidos, que producen efectos similares. Se trata de los complementos alimenticios. Los consumidores preocupados por su salud están preocupados por estos productos, porque la similitud de los efectos anabolizantes es confusa. De hecho, los laboratorios que producen complementos alimenticios también se interesaron en su día por los esteroides anabolizantes.

Diferencia

La diferencia entre los complementos alimenticios y los esteroides anabolizantes es bastante simple. Mientras que los agentes dopantes son sustancias sintetizadas en laboratorios, los complementos alimenticios suelen ser extractos naturales.

Los complementos alimenticios son, en particular, estimulantes hormonales. En otras palabras, el propio organismo produce las hormonas necesarias. Los complementos sólo sirven para potenciar su producción.

Existen muchos complementos alimenticios, como las proteínas(BCAA, proteína de suero, creatina) y los estimulantes (fenogreco, ginseng, guaraná, cafeína, taurina, vitamina B12). Estos productos, consumidos con moderación, presentan poco peligro para la salud. Son mucho más sanos que los productos dopantes.

Ventajas de los complementos alimenticios

DBal, le Dianabol de chez CrazyBulk

Los complementos alimenticios ofrecen ventajas considerables con respecto a los productos dopantes. Ayudan a los culturistas a alcanzar sus objetivos sin poner en peligro su salud.

De hecho, existen innumerables complementos alimenticios en el mercado que han sido desarrollados para reproducir los efectos de los productos dopantes. Sus composiciones se han adaptado para proporcionar efectos similares a los productos peligrosos originales. Los complementos alimenticios presentan una serie de ventajas:

  • Productos naturales
  • Mucho menos nocivos para la salud
  • Legales
  • Disponibles en el mercado
  • Productos no adictivos

No se puede hablar de culturismo sin hablar de dopaje. La mayoría de los culturistas de alto nivel han utilizado estos peligrosos productos para alcanzar sus objetivos. Sin embargo, los efectos devastadores sobre el organismo suelen ser irreversibles.

Afortunadamente, en la actualidad existen complementos alimenticios que ayudan a los culturistas a alcanzar sus objetivos sin poner en peligro sus vidas. Es cierto que estos productos no son tan eficaces como los productos dopantes, pero son mucho más interesantes desde el punto de vista de la salud.

Pida ahora D-Bal, una alternativa sin riesgos a los productos dopantes