Los peligros de los BCAA

Los dos pilares del culturismo son el ejercicio físico y la dieta. Para alcanzar tus objetivos en esta disciplina, necesitas un buen aporte nutricional, que favorezca el crecimiento muscular. Hay muchos complementos alimenticios disponibles para culturistas. Uno de ellos son los BCAA. Vamos a echar un vistazo a este suplemento alimenticio, su función y sus riesgos para la salud.

¿Qué es el BCAA?

El BCAA es ante todo un suplemento dietético natural. Menos conocido que la proteína de suero, es consumido por muchos aficionados al culturismo.

Les dangers de la BCAA
Los BCAA son un grupo de aminoácidos: leucina, isoleucina y valina.

De hecho, los BCAA o aminoácidos de cadena ramificada son una combinación de aminoácidos esenciales de cadena ramificada que están ampliamente presentes en el tejido muscular y que el cuerpo humano no puede fabricar por sí mismo.

Composición

Los BCAA se componen de tres aminoácidos:

  • Leucina
  • isoleucina
  • Valina

Estos tres aminoácidos están presentes de forma natural en el tejido muscular. Representan un tercio de los aminoácidos presentes en los músculos del cuerpo humano.

Por qué consumir BCAA

Los BCAA están presentes de forma natural en el organismo. Se puede encontrar en los alimentos, pero en pequeñas cantidades. Sin embargo, la necesidad de BCAA de un deportista es mucho mayor que la de los no deportistas.

Por lo tanto, es necesaria una ingesta adicional para obtener los resultados deseados. Además, la estructura molecular de los aminoácidos contenidos en los BCAA permite que el cuerpo humano los absorba directamente. Por lo tanto, se asimilan rápidamente, a diferencia de otros tipos de aminoácidos.

¿A quién va dirigido?

Los BCAA están destinados a todos los deportistas, como complemento alimenticio que favorece la síntesis proteica y previene el catabolismo debido a la fatiga muscular. En efecto, cuando se trabajan los músculos, existe el riesgo de que se descompongan.

Los aminoácidos esenciales previenen este fenómeno y también favorecen la recuperación. Es esta propiedad la que interesa a los culturistas. El ejercicio intenso somete a los músculos a condiciones de alto estrés.

Tomando BCAA, la masa muscular se mantiene. Por lo tanto, no hay pérdida de tejido muscular durante el entrenamiento. En consecuencia, el proceso de crecimiento muscular se acelera considerablemente.

Dosificación y administración

Muchos complementos alimenticios contienen BCAA además de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Pero lo habitual es encontrarlos en forma de polvo o comprimidos.

Proporción de aminoácidos

Los envases de BCAA suelen mostrar una serie de números a continuación de la palabra BCAA. Esto indica la proporción entre los tres aminoácidos contenidos en el suplemento dietético. El término 4.1.1 es el más común, aunque también pueden encontrarse proporciones de 2.1.1 u 8.1.1.

Por ejemplo, una caja de 100 g de BCAA 2.1.1 contiene 50 g de leucina, 25 g de isoleucina y 25 g de valina. La leucina es el más importante de los tres, por lo que su contenido es mucho mayor que el de los otros dos.

Modo de consumo

Se aconseja consumir de 10 a 15 g de BCAA al día. El tratamiento es más eficaz si se toma a lo largo del día. Puede tomar 3 gramos por comida si realiza 5 comidas al día.

En un día de ejercicio, lo mejor es tomar 5 gramos de BCAA 30 minutos antes del entrenamiento y justo después. Gracias a su rápida asimilación, es posible incluso consumirlo durante el entrenamiento.

Les dangers de la BCAA
El organismo asimila rápidamente los BCAA.

El papel de los BCAA

Reforzar la resistencia

Si hay algo que atrae a los deportistas de los BCAA es su capacidad para aumentar la resistencia. La sensación de fatiga durante el ejercicio se debe a la degradación del tejido muscular. Los BCAA limitarán este fenómeno, permitiendo prolongar los esfuerzos y facilitar la recuperación.

Prevención del catabolismo

El catabolismo es un fenómeno de atrofia muscular provocado por el sobreentrenamiento. Durante el ejercicio, una pequeña parte del tejido muscular se destruye. Es durante la fase de recuperación cuando los músculos se reconstruyen y es en este momento cuando se produce una ganancia muscular. Cuando el ejercicio es demasiado intenso, hay más pérdida que ganancia. Cuando se consumen BCAA, se limita el deterioro de las fibras musculares. Esto evita el riesgo de catabolismo.

Desarrollo muscular

Además de proteger el tejido muscular, los BCAA aceleran la síntesis proteica. En otras palabras, estimula el proceso de construcción muscular. Estos dos aspectos son responsables de su capacidad para acelerar la ganancia de masa muscular. Es especialmente eficaz cuando se toma con suplementos proteicos de calidad, como el aislado de suero de leche.

Peligros de los BCAA

El consumo moderado de BCAA no supone ningún riesgo para la salud. Sin embargo, es importante no excederse. Además, en el envase se indica que no está recomendado para personas en caso de :

  • Embarazo
  • Lactancia
  • Alcoholismo crónico
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Hipoglucemia

Efectos indeseables

El consumo excesivo de BCAA puede provocar ciertos efectos secundarios. Los más comunes son problemas digestivos como diarrea o estreñimiento. No son alarmantes, pero es preferible reducir la dosis ingerida.

A medio plazo, también puede observarse una disminución de la libido en caso de consumo excesivo. En efecto, el tratamiento con BCAA provoca una reducción de la producción de serotonina, lo que provoca una migraña y una disminución del deseo sexual.

El consumo de una dosis elevada de BCAA puede provocar problemas más graves. Entre ellos se incluye la reducción de la función motora causada por un aumento de los niveles séricos de amoníaco. Un exceso de amoníaco puede provocar trastornos metabólicos y cerebrales.

Consejos

Tenga en cuenta que los aminoácidos esenciales se asimilan a expensas de otros aminoácidos que son importantes para el organismo. Su consumo también aumenta la resistencia, lo que provoca un aumento significativo de las necesidades nutricionales del organismo.

Por lo tanto, es aconsejable consumir BCAA en la dosis recomendada. También es esencial asegurarse de que la dieta adoptada satisface las necesidades del organismo, ya que el riesgo de deficiencia dietética hace que puedan surgir otros problemas de salud en cualquier momento.

En definitiva, los BCAA no son perjudiciales para la salud si se respetan las dosis recomendadas. No obstante, en caso de duda, siempre es mejor consultar a un profesional que podrá darle más consejos.