¿Cómo encuentro un entrenador deportivo?

Cuidar el cuerpo se ha convertido en la norma de la sociedad actual. Oímos todo el día anuncios que ensalzan las virtudes de tal o cual dieta. Oímos hablar de los beneficios de los alimentos ecológicos y locales, de las cremas antiedad, etcétera.

Lo mismo ocurre con la actividad física. Todos hemos oído o leído esas famosas máximas: «Practica una actividad física regular» y «No comas demasiado azúcar ni sal».
Como toda la gente de bien, nos decimos a nosotros mismos que estas máximas no se aplican a nosotros. Seguimos una dieta equilibrada en todas las comidas y voy en bicicleta al trabajo, así que hago algo de deporte todos los días.
Este estado de ánimo dura unas semanas, o incluso unos meses. Y un día, al mirarte al espejo, te das cuenta de que has engordado un poco en las caderas, la barriga ha crecido un poco y los muslos ya no están tan tonificados como antes.

Un coach et son élève
Un entrenador y su alumno

En ese momento se nos pasa por la cabeza : «¡Tengo que hacer algo! ¡ Necesito ayuda! Esto es lo que llamamos un desencadenante.
Este desencadenante te permitirá cambiar tu vida y mejorarla.

Como todos los cambios, va a llevar tiempo, y me gustaría hacer hincapié en este punto, cambiar tus hábitos alimenticios y de ejercicio lleva tiempo para conseguir la mejor versión de ti mismo.

Es en este preciso momento cuando pasamos al tema de este artículo: ¿Cómo encontrar a tu entrenador deportivo?

Preguntas que debes hacerte al elegir un entrenador deportivo

Antes de contratar a un entrenador deportivo, hay varias preguntas que debes hacerte:

  • ¿Cuál es mi presupuesto?
  • ¿Cuáles son mis objetivos?
  • ¿Cuándo quiero ver los primeros resultados?
  • ¿Gimnasio o casa?
  • ¿Cuántas veces a la semana estoy disponible para mis sesiones?
  • ¿Qué intensidad quiero que tengan mis sesiones?

Estas son las preguntas que le permitirán afinar su búsqueda y saber realmente lo que está dispuesto a hacer para alcanzar sus objetivos.

Una vez que hayas respondido a todas estas preguntas, es hora de encontrar esa joya rara. Encontrar un entrenador deportivo es un poco como hojear un catálogo: te vas a encontrar con multitud de perfiles de entrenadores.

Va a ser importante que te fijes bien en los servicios que ofrece cada uno, así como en un factor crucial: el precio.

Estoy dispuesto a apostar que el precio de las sesiones de coaching hará que te pienses dos veces los beneficios de recurrir a un coach. Lo cual comprendo perfectamente. Como entrenador deportivo, me costó un poco acostumbrarme a la idea de poder vender una sesión de una hora a 60 euros a mis clientes.

Un coach sportif vous aidera à vous surpasser
Un entrenador deportivo te ayudará a superarte

¿Cómo se desglosa el precio de una sesión de coaching de una hora?

Juguemos a descubrir en qué consiste «mis 60 euros » y entenderás el «por qué» de semejante precio.

La sesión en sí

Te sigo de la A a la Z, es decir, estoy contigo desde que nos saludamos hasta que nos despedimos.
Te explicaré las posturas correctas para cada ejercicio, te enseñaré a gestionar la respiración durante cada movimiento, te corregiré regularmente para evitar lesiones y te animaré durante los 60 minutos de entrenamiento.

Programación

La segunda parte de mi trabajo también es muy importante: la programación.

Dedico muchísimo tiempo a preparar las sesiones y los diferentes ciclos que realizaremos a lo largo de nuestra colaboración, para mantener una progresión lineal y constante.
Elijo los ejercicios más adecuados y óptimos y la intensidad correcta para alcanzar tus objetivos.
También me ocuparé de todos los aspectos dietéticos, para poder darte los mejores consejos y ayudarte a mejorar tus hábitos alimenticios y alcanzar tus objetivos.

Equipamiento y gastos de viaje

En menor medida: la compra de equipamiento y los gastos de combustible.
Espero que después de leer estas pocas líneas entiendas el porqué de estos 60 euros. Ten en cuenta que estás invirtiendo este dinero para el futuro y para mejorar tu vida diaria.

Pero ten cuidado: un precio elevado por un servicio no es necesariamente garantía de resultados óptimos.

Por otro lado, desconfíe de los autocares que ofrecen servicios a precios bajos. Esto puede significar que el coach tiene pocos clientes y está desesperado por llenar su agenda.

Une relation de confiance avant tout
Ante todo, una relación basada en la confianza

El entrenamiento no lo es todo

Para tener el mayor éxito posible, y sobre todo para ahorrar el mayor tiempo posible, es importante contar con la supervisión de un profesional del deporte. Un entrenador deportivo cualificado que haya realizado un curso de formación (BPJEPS Fitness Activities) o un curso universitario (STAPS) y no los idiotas que ofrecen «fórmulas mágicas» en las distintas redes sociales o en los pabellones deportivos.

Como en todas las profesiones, un entrenador deportivo cualificado también puede decir cualquier cosa. Todo depende de su formación, de si ha realizado o no cursos de formación complementaria, o simplemente de si se mantiene al día de los últimos avances científicos en materia de deporte y nutrición.

Ante todo, una relación humana

Para encontrar a tu entrenador «ideal», no dudes en ponerte en contacto con él. Hazle todas las preguntas que tengas en mente (no hay preguntas tontas) para que pueda aconsejarte lo mejor posible.
Siempre es más fácil hablar directamente con la persona y ver cómo reacciona, y sobre todo ver si hay «feeling «.

Es importante que el coach explique cómo trabaja (yo explico cómo se organizan mis sesiones en la reunión de evaluación) para que puedas ver si su método coincide con tu visión de las cosas. Si no es así, no firmes nada con él. Perderás tiempo y dinero.

También debes asegurarte de que el entrenador deportivo te escucha y entiende tus expectativas y problemas/complejidades. El aspecto «psicólogo » es una parte importante de nuestra profesión. Es vital establecer un vínculo de confianza entre el cliente y el entrenador. Ir más allá de tus límites requiere que te abras y saques a relucir tus emociones más profundas.

Por ejemplo, una de mis clientes, que quería perder mucho peso, se echó a llorar después de hacer un ejercicio que podía parecer inofensivo. Para ella, este ejercicio la hizo sacar sus recursos mentales y la empujó fuera de su zona de confort. Fue un momento intenso tanto para ella como para mí, la primera vez en años que conseguía soltarse y sentirse orgullosa de sí misma.

Un bon coach vous soutiendra toujours
Un buen entrenador siempre te apoyará

Tu entrenador tiene que saberlo y hacer todo lo posible por animarte, motivarte y demostrarte que eres capaz de mover montañas.

Si todos estos elementos confluyen, entonces ha encontrado al entrenador adecuado. El que te ayudará a progresar y a alcanzar tus objetivos.

Ahora te toca a ti aprovechar todo tu potencial.